La solidaridad se vive pero también se transmite

/, RSC/La solidaridad se vive pero también se transmite

En Grupo LACOR estamos muy orgullosos de nuestra colaboración con la ONG Cooperación Internacional, y en concreto, este verano, nuestra contribución ha estado dirigida al proyecto “Football is Life” que se ha llevado a cabo en Bombay (India).

Sabemos que los resultados que se obtienen son muy efectivos y no hemos querido dejar pasar la oportunidad de conocer a quienes realizan personalmente el voluntariado. Por ello, invitamos al coordinador y dos voluntarios de la actividad a nuestras oficinas centrales para que nos contaran su experiencia en primera persona.

El objetivo no sólo era reconocer la labor de los voluntarios, sino además concienciar a nuestros empleados y hacerles partícipes de nuestra labor en el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa.

Así que el 26 de octubre, Ignacio  Ciprés e Ignacio Pérez acompañados por Pedro Herráiz, Delegado en el área territorial de Aragón de la ONG, fueron los encargados de contar su experiencia en la India o, en otras palabras, fueron quienes transmitieron la pasión y satisfacción personal que tienen al ayudar a otras personas. 

Nos contaron las actividades que realizan diariamente en el mes que permanecen en la ciudad, nada más llegar se alojan en un orfanato masculino donde comparten sus días con los niños que se encuentran allí. Todos los días, el conjunto de voluntarios se dividen en dos grupos, uno de ellos va a las chabolas (slums) a prestar ayuda mientras que el otro grupo acude a una escuela permanente de fútbol. La elección de este deporte y no otro, es debido a su nivel de popularidad mundial y la facilidad que encuentran en transmitir valores como el compañerismo, trabajo en equipo, liderazgo, respeto, esfuerzo, disciplina o perseverancia; sin olvidar que también les permite fortalecer importantes ideas, como es el caso de la igualdad de sexos. Entre los aspectos “negativos” de la experiencia de voluntariado está la alimentación, pérdida de peso, exposición a enfermedades o el cansancio psicológico que implica ver diariamente la pobreza.

Sin embargo, el porcentaje de voluntarios año tras año va creciendo así como la tasa de voluntarios que repiten experiencia. Aprovechando esta solidaridad, ONG Cooperación Internacional apunta alto y su objetivo a medio/largo plazo con este proyecto es aquel de formar a jóvenes indios que puedan continuar con la labor de los voluntarios en el resto del año, incrementando el número de niños beneficiados con el proyecto.

A pesar de que sólo hemos conocido a dos voluntarios, queremos dar la enhorabuena al conjunto de jóvenes que se embarcan en esta experiencia que les cambia la vida y esperamos que sean un ejemplo para que nuestros trabajadores se involucren en actividades solidarias.